Que no le falte de nada, los peligros de la sobreprotección

fileuploads/noticias/ctv-tietar.png 30/06/2020

Que no le falte de nada, los peligros de la sobreprotección

No es extraño recibir en consulta numerosos casos de personas desmotivadas, jóvenes cuya motivación por esforzarse, logar metas, conseguir sus objetivos y rehacerse frente a la adversidad es bastante deficiente, o está generando conflictos en los diferentes ámbitos vitales, para sentirse bien (personal, familiar, sentimental, académico, laboral…). 

La autoestima tiene diversos factores que la componen, entre los que se encuentran la percepción de autovalía (de lo que soy capaz, lo que se hacer bien) y de autoeficacia (para lo que sirvo, lo que puedo resolver).  Esta misma autoestima nos sirve como factor de protección para no caer en depresiones, trastornos de ansiedad, o dejarnos llevar por influencias externas y llevar a cabo conductas que no son congruentes con nuestra forma de ser o valores, igual que poder caer en un abuso de sustancias que los lleven a adquirir una adicción. 

¿Es bueno que los niños se frustren?

En su justa medida, teniendo en cuenta las circunstancias personales de cada individuo, y valorando la importancia de que sepan sobreponerse, la frustración es una gran motivadora de la creatividad y la flexibilidad a la hora de afrontar los problemas. La frustración es una sensación negativa que nos lleva a salir de nuestra zona de confort, de las soluciones que ya conocemos y ponemos en marcha, y nos permite logar el impulso para intentar algo nuevo. 

Es importante no creer que dejar que alguien resuelva algo por sí mismo implica no estar disponible, desparecer de su vida o permitir que se estrelle o tenga consecuencias importantes. Para llegar a ser adultos responsables y conscientes han de ser adolescentes o niños, e incluso adultos que sepan regular sus propios impulsos y tomar sus propias decisiones asumiendo sus consecuencias. En ocasiones basta con ir, poco a poco cediéndole la responsabilidad, mientras que mantenemos una sana supervisión, en la que permitimos que la persona cometa errores sin tratar de resolvérselos nosotros. 

Y si ya he sobreprotegido a mi hijo, ¿cómo lo soluciono?

En primer lugar ser conscientes de que estamos sobreprotegiendo es el primer paso de cualquier cambio, ya que en este aprendizaje no solamente se frustran los niños y niñas, sino los padres, tienen que tolerar su propia frustración, aceptar que para los demás es altamente beneficioso descubrir su propia forma de hacer las cosas bien, e incluso relativizar la gravedad de los errores, valorando que el aprendizaje es un proceso, que lo importante es seguir superándose hasta donde cada uno quiera llegar. 

Escucharlos también es fundamental. En ocasiones no nos van a hablar de cosas serias, orientadas a sus progresos académicos o laborales, sino que nos van a hablar de series, problemas con los amigos, o aficiones que a nuestros ojos pueden ser poco útiles o incluso extravagantes. Todos hemos pasado por esas fases y sabemos que los gustos en muchas ocasiones igual que aparecen se desvanecen, y que suponen fogonazos de interés en la búsqueda de la identidad de cada uno. Si cohibimos la comunicación en aspectos que a la persona le motivan, o les hacemos ver que son cosas sin sentido o los ridiculizamos, estaremos trasmitiéndoles el mensaje de que no pueden hablar con nosotros, que no nos interesa lo que tienen que decir y sus gustos o aficiones son estúpidas. En esas edades tan vulnerables tienden a verlo todo en extremos, blanco o negro, bueno o malo, y a buscar sentirse bien y aceptados, y si no encuentran eso muchas veces lo buscan en un grupo de iguales, o incluso en una sustancia que les permita aliviar sus sentimientos, o suplir sus inseguridades. 

En el centro Terapéutico Valle del Tiétar  ubicado en La comunidad de Madrid, somos especialistas en trabajar las adicciones, o los abusos de sustancias acudiendo al motivo de origen, trabajando de base los problemas que se presentan para tratar a la persona en toda su complejidad y dotarla de los conocimientos, comprensión, habilidades y estrategias que le permitan ser el/la protagonista de su vida, y promover el bienestar general de la persona tanto físico como mental.  

¡¡Puede visitarnos sin compromiso!!

Sesiones online y presenciales, además de tratamiento residencial.

Nuestro centro permite actualmente ingresos disponiendo de medidas de seguridad ante el coronavirus

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar