El tiempo síndrome de abstinencia

fileuploads/noticias/ctv-tietar_1.jpg 15/07/2020

El tiempo síndrome de abstinencia

Estos signos y sensaciones en caso de ser positivos, provocan que se repita la conducta de consumo, siempre teniendo en cuenta otros factores (influencia social, ambiente, economía…).

Es decir, si al consumir cocaína se tiene una sensación positiva, de mucha energía, fuerza y capacidad de poder hacer todo lo que uno se propone y necesita, lo normal es que esa persona vuelva a tomar cocaína para sentir ese mismo efecto. Por el contrario, si lo que se siente es miedo, taquicardias elevadas, o malestar físico general, la persona tenderá a no volver a consumir.


No obstante, uno de los efectos del consumo continuado de una sustancia tóxica es la necesidad de la toma de la sustancia cada vez con más frecuencia o en mayor cantidad, con el fin de percibir el mismo efecto que al principio, aspecto denominado tolerancia. A medida que la tolerancia aumenta, se observan también una serie de signos y síntomas característicos negativos, que son respuesta del organismo, y que hacen que la persona necesite consumir, no sólo para notar los efectos de la propia sustancia, sino para eliminar dichos síntomas, que son la denominada abstinencia.


Se entiende por síndrome de abstinencia al conjunto de síntomas que el organismo presenta ante la interrupción en la toma de una droga. Puede darse tanto al dejar de consumir de manera brusca, como al reducir el consumo en cantidad o frecuencia. Estos síntomas, además, no se deben a un problema médico u otro problema mental.


Las primeras veces que una persona consume, suele tener una respuesta positiva, sensaciones que le son agradables (gran energía, desinhibición, todo provoca risa…) que hacen que repita el consumo. Sin embargo, poco a poco comienzan a producirse consecuencias negativas (mareos, irritabilidad, gastos económicos, ansiedad, rechazo de la pareja o las amistades, problemas en el trabajo, o problemas médicos…) que llevan a uno mismo a querer dejar de consumir. Pero es en este momento cuando se teme tener que pasar por la abstinencia para desintoxicarse, ya que sus efectos son desagradables, y generan un gran nivel de malestar y sufrimiento.


Los síntomas de la abstinencia van a depender de una serie de factores, entre los que encontramos el tipo de droga (no es lo mismo desintoxicarse del alcohol que de la cocaína), cantidad, frecuencia, y otros hábitos de la persona (alimentación, hábitos de sueño, ejercicio…). Además, la aparición de los síntomas varía de entre unas horas a tres-cuatro semanas, dependiendo de estos factores antes comentados.


Síntomas


Entre los principales síntomas de la abstinencia nos encontramos:
-
- Temblores y/o espasmos, sobre todo en manos
- Dolor de cabeza o mareos
- Dolores musculares
- Problemas digestivos como vómitos o náuseas
- Disminución o aumento del apetito
- Posible agitación
- Aumento irritabilidad
- Insomnio o hipersomnia
- Ansiedad
- Sudoración excesiva
- Aumento de la tensión arterial
- Taquicardias

- Alucinaciones o delirios
- Delirium tremens (en alcohol)

Dentro de cada sustancia, los diferentes estudios han demostrado que existe mayor gravedad del síndrome de abstinencia dependiente del tipo de droga que se consume.

 

 

¿Cómo se trata el síndrome de abstinencia a las drogas?

El síndrome de abstinencia suele darse entre las 24 y 72 horas posteriores al abandono del consumo, y tiene un tiempo de unas tres o cuatro semanas. No se debe confundir con el “impulso o deseo intenso de consumo, llamado craving” que puede surgir posteriormente ante determinadas circunstancias.

No existe un patrón específico de síndrome de abstinencia, sino que la presencia o ausencia de síntomas depende de múltiples factores de la propia persona. De este modo, no todo el mundo presenta síntomas, o éstos varían en intensidad en cada persona. Sí se sabe, sin embargo, que existen síndromes de abstinencia que son de más riesgo para la persona adicta, como es el del consumo de alcohol, seguido del de heroína.

El tipo de droga, cantidad y frecuencia de consumo, determinan el tratamiento que se debe aplicar a la abstinencia de la persona. En todo caso, la mejor manera de afrontar los síntomas es mediante la ayuda de un médico psiquiatra especialista, usando la farmacología más adecuada a cada caso, para reducir o eliminar los síntomas, y proporcionar al paciente un proceso terapéutico acorde, no aversivo. Además, se ha de tener en cuenta que la presencia de la abstinencia indica que existe una enfermedad adictiva que se necesita trabajar de manera psicológica. El control médico de la abstinencia permite estabilizar al paciente, para así poder trabajar su adicción y la dependencia psicológica que presenta con la sustancia como método de resolución de sus problemas personales.

El Centro de tratamiento Valle del Tiétar sigue una metodología cognitivo-conductual, valorada por la OMS como la de mayor validez para el tratamiento de estas enfermedades. Se conjuga tratamiento psiquiátrico y psicológico, con un equipo multidisciplinar, que permite una recuperación y rehabilitación a los pacientes, proporcionando bienestar en su
vida personal.

Nuestro centro permite actualmente ingresos disponiendo de medidas de seguridad ante el coronavirus

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar