No puedo con esto, voy a consumir. La falta de estrategias de afrontamiento como predictor del abuso de sustancias.

fileuploads/noticias/drogas.jpg 12/11/2021

No puedo con esto, voy a consumir. La falta de estrategias de afrontamiento como predictor del abuso de sustancias.

Todos conocemos los famosos tópicos de bebo para olvidar, no puedo dormir por eso fumo porros, y un largo etcétera de justificaciones que se dan en pro del consumo de drogas o de alcohol. Diversos estudios han puesto el foco en las estrategias de afrontamiento a los problemas que nos surgen en el día a día como factores de predicción del abuso de sustancias.

Las estrategias de afrontamiento son aquellas estrategias que tenemos para hacer frente a las adversidades, aquellas como solucionar los problemas que nos van surgiendo en las diferentes etapas de la vida, con el fin de resolver aquello que nos genera malestar, como puede ser la aceptación de una pérdida, la resolución de un conflicto con alguien con quien se mantiene algún vínculo como puede ser la familia, los amigos, pareja… o la gestión del día a día, además del estrés.

Hasta ahora, los estudios de investigación diferencian entre dos estrategias de afrontamiento, que se encuentran interrelacionadas, las primeras se centran en la emoción, es decir son las que hacen que intentemos manejar esas emociones que nos generan tanto malestar, como pueden ser la tristeza o la ira y, por otro lado, encontramos las estrategias de afrontamiento centradas en el problema, que son aquellas centradas en lo que es necesario realizar para solventar el problema. El modelo que se rige para utilizar un tipo u otro de estrategias, aunque no son excluyentes una de la otra, consiste en evaluar si el problema se puede solucionar a corto plazo y las alternativas que tenemos para solventarlo, sin embargo, si a corto plazo no podemos hacer nada por resolverlo, incluso a medio largo plazo, o cuando se trata de problemas a nivel emocional que no tienen solución como puede ser la pérdida de un ser querido, el afrontamiento debe de ir dirigido a la gestión emocional adecuada, reconociendo y aceptando dichas emociones.

Desde la infancia y la adolescencia vamos creando y ampliando el repertorio de estrategias de afrontamiento y actuando ante los problemas con estos mecanismos aprendidos, utilizando unos u otros según la situación que se presente y teniendo en cuenta cómo me han funcionado anteriormente, para al final acabar actuando como he aprendido y como me funciona. El problema se genera cuando carecemos de estrategias de afrontamiento o hemos aprendido a utilizar la evasión como mecanismo de afrontamiento ante las adversidades, además de cuando espero que la situación problema se resuelva sola sin que actuemos para cambiarlo, o lo que es lo mismo, el pensamiento de que todo mejorará o ya se me pasará, tendiendo así a evitar el conflicto o problema y, por ende, a reprimir las emociones desagradables asociadas.

El consumo de sustancias o de conductas puede ser un potente reforzador en los intentos por no querer sentirnos mal, enfadados o no saber cómo resolver ciertos problemas de la vida diaria, y entorpecen de esta manera, ya que, a corto plazo permite evadirse de esas responsabilidades o de esos sentimientos que nos generan malestar, aunque a largo plazo éstos no se resuelvan y vuelvan a generar malestar e incluso consecuencias mucho mayores, pero como a corto plazo funcionan se tienden a repetir.

Si conoces a alguien que se encuentra en esta situación o incluso a ti mismo, te cuesta abordar el día a día, sin saber como funcionar, en el centro terapéutico valle del Tiétar, UBICADO EN LA Comunidad de Madrid, te ayudamos a que esto cambie y recuperes tu vida de manera íntegra.

Nuestro centro permite actualmente ingresos disponiendo de medidas de seguridad ante el coronavirus

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar