Centro de Adicciones | Tel. 918 644 181, 629 076 477

  • ¡Llámanos sin Compromiso!

    ¡Llámanos sin Compromiso!

  • ¡Financiamos Su Tratamiento!

    ¡Financiamos Su Tratamiento!

  • ¡Tratamiento Personalizado!

    ¡Tratamiento Personalizado!

  • ¡Obtendrás Respuestas!

    ¡Obtendrás Respuestas!

  • ¡Instalaciones Bien Equipadas!

    ¡Instalaciones Bien Equipadas!

  • ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

    ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

  • ¡Diversas Actividades!

    ¡Diversas Actividades!

  • ¡Recupera Tus Hábitos!

    ¡Recupera Tus Hábitos!

  • ¡Fomenta Tu Bienestar!

    ¡Fomenta Tu Bienestar!

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificación 0.00 [0 Votos]

2-10-2016 Equipo Terapéutico Valle del Tiétar

LOS FAMILIARES; UNA PIEZA FUNDAMENTAL EN LA RECUPERACIÓN DE LOS ADICTOS. El consumo de sustancias es una enfermedad mental que puede resultar difícil de comprender para las personas de confianza de los pacientes, especialmente del núcleo familiar. Es importante reseñar que el cambio comportamental que se genera a consecuencia de un consumo continuado y perjudicial, provoca un malestar y un desajuste emocional en los miembros del núcleo familiar. Los pacientes que padecen una adicción entran en un bucle en el que mantienen una postura egoísta en la que lo único importante para ellos es continuar consumiendo a toda costa, sin valorar el daño causado a su familia ni adecuar su comportamiento y emociones a fomentar su bienestar.

Es por todo esto que las familias mantienen una actitud de desesperación ante no saber qué hacer, y al mismo tiempo sostienen desorientación y falta de entendimiento del funcionamiento de la adicción y de la realidad de la enfermedad en sí misma. Sin embargo, cuando un paciente toma la determinación de querer cambiar y abandonar la sustancia para mantenerse abstinente resulta imprescindible el apoyo de los miembros de la familia para poder llevar a cabo dicho cambio. Existen unos principios encaminadas a proteger y recuperar al individuo del consumo de sustancias, basadas en el desarrollo y actuación de las familias (Zapatas Vanegas, 2009): 1. La familia debe convertirse en soporte importante para la atención del problema del consumo y adicción a las drogas, integrándose de manera decidida desde el inicio del tratamiento y participando de manera activa en las diferentes intervenciones terapéuticas que se realicen. 2. Cuando se producen intervenciones terapéuticas y el paciente regresa a su hogar, la familia debe estar en capacidad y disposición de hacer uso de las herramientas adquiridas durante el tratamiento, asumiendo actitudes y comportamientos que ayuden al mantenimiento de los logros alcanzados. 3. La familia debe vincularse a redes de apoyo que le brinden acompañamiento y soporte en el proceso de recuperación del paciente, para desarrollar conocimientos y actitudes que buscan el mantenimiento de los cambios positivos logrados y la contención en situaciones de crisis. 4. El soporte familiar y social ofrecido al paciente debe posibilitar su individuación y autonomía en el proceso de rehabilitación, ya que el paciente suele ser visto en su hogar como una persona incompetente, poco responsable y que por tanto necesita de protección familiar. 5. La familia debe recibir educación sobre las señales de alerta de posibles recaídas del paciente, que le permitan actuar de manera proactiva, para prevenirlas y aceptarlas cuando ocurran, como parte del proceso de recuperación. 6. El individuo en tratamiento que no cuente con familia, debe ser vinculado a una red de apoyo equivalente, que sustituya las funciones de acompañamiento, comunicación y afecto. La familia es un vínculo de intervención imprescindible, ya que es una parte muy importante de la comprensión, actuación y manejo de las adicciones. Es un factor facilitador en el proceso de recuperación del adicto, pero también podrá tener la oportunidad de recuperarse de los efectos negativos que ha vivido durante el periodo de consumo del paciente, si se involucra en el tratamiento. La familia es un sistema donde se debe fomentar el crecimiento y el bienestar de los miembros del grupo. No obstante, deben dejarse ayudar por los profesionales así como cumplir con las indicaciones que se les aporten, porque existen ocasiones en las que los familiares consideran que algo puede ser beneficioso para el adicto, cuando por el contrario, puede estar obstaculizando el mantenimiento de la abstinencia. Si eres familiar de una persona con un problema de adicción y no sabes qué hacer y cómo actuar, estaremos encantados de recibirte en nuestro centro. La familia nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta. Centro Terapéutico Valle del Tiétar