Centro de Adicciones

918 644 181

 629 076 477

  • ¡Llámanos sin Compromiso!

    ¡Llámanos sin Compromiso!

  • ¡Financiamos Su Tratamiento!

    ¡Financiamos Su Tratamiento!

  • ¡Tratamiento Personalizado!

    ¡Tratamiento Personalizado!

  • ¡Obtendrás Respuestas!

    ¡Obtendrás Respuestas!

  • ¡Instalaciones Bien Equipadas!

    ¡Instalaciones Bien Equipadas!

  • ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

    ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

  • ¡Diversas Actividades!

    ¡Diversas Actividades!

  • ¡Recupera Tus Hábitos!

    ¡Recupera Tus Hábitos!

  • ¡Fomenta Tu Bienestar!

    ¡Fomenta Tu Bienestar!

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificación 0.00 [0 Votos]

La pérdida de un ser querido, una enfermedad de carácter grave o el fracaso en un objetivo perseguido con tesón, son diferentes situaciones que sin duda producen una afectación emocional en los individuos. Sin embargo, la gestión y el impacto emocional de ellas depende de la forma de afrontamiento.

La resiliencia es una capacidad que sin ser innata se puede aprender y desarrollar a lo largo de nuestra vida, concretamente a través de las situaciones adversas. Las personas resilientes afrontan con flexibilidad y se adecúan a las circunstancias duras o difíciles que ocurren en sus vidas, y no sólo eso, sino que salen fortalecidas de las mismas. Esto no quiere decir que las personas resilientes no experimenten malestar ni afectación emocional, sin embargo, mantienen su propio sentido de vida buscando la oportunidad de mejora, siempre siendo realistas, aunque con tendencia al optimismo y aceptando la realidad tal y como es.

Para desarrollar la resiliencia en tu vida es importante que busques en los demás apoyo emocional, y que te rodees de personas con actitud positiva que suponga una fuerte red de apoyo en los momentos complicados. Debes ser consciente de tus potencialidades y limitaciones, lo cual implica mayor objetividad sin abandonar el realismo para conseguir los objetivos. Del mismo modo la confianza en uno mismo resulta completamente necesaria.

Las personas resilientes no huyen de los problemas ni de las emociones, asumen los cambios con flexibilidad y no intentan controlar las situaciones, se orientan a la búsqueda de soluciones y perciben los problemas como una fuente de aprendizaje y crecimiento personal.

Sin duda, la presencia de una adicción supone un desajuste no sólo en la vida de la persona dependiente, sino también de las personas del entorno. Es importante reseñar que el consumo supone la mayor motivación para el individuo, afectando a las diferentes áreas de su vida; familiar, laboral o social. El impacto generado por la sintomatología tanto en el propio adicto como en las personas cercanas al mismo, son fuente de malestar, estrés o afectación emocional, ya que el alcoholismo, o la dependencia a sustancias como cocaína, cannabis o heroína constituyen una patología de carácter crónico.

Ante esta situación existen dos formas de afrontamiento, por un lado, darnos por vencido y sentir que hemos fracasado o luchar y salir fortalecidos. Cuando se aborda una circunstancia difícil con resiliencia también aprende de la misma para su actuación en el futuro. En el Centro de Tratamiento Valle del Tiétar le ayudaremos a afrontar y salir reforzado de su adicción mediante nuestros periodos residenciales de desintoxicación, deshabituación y prevención de recaídas.