Centro de Adicciones

918 644 181

 629 076 477

info@ctvtietar.com

  • ¡Llámanos sin Compromiso!

    ¡Llámanos sin Compromiso!

  • ¡Financiamos Su Tratamiento!

    ¡Financiamos Su Tratamiento!

  • ¡Tratamiento Personalizado!

    ¡Tratamiento Personalizado!

  • ¡Obtendrás Respuestas!

    ¡Obtendrás Respuestas!

  • ¡Instalaciones Bien Equipadas!

    ¡Instalaciones Bien Equipadas!

  • ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

    ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

  • ¡Diversas Actividades!

    ¡Diversas Actividades!

  • ¡Recupera Tus Hábitos!

    ¡Recupera Tus Hábitos!

  • ¡Fomenta Tu Bienestar!

    ¡Fomenta Tu Bienestar!

CENTRO TERAPÉUTICO RESIDENCIAL VALLE DEL TIETAR

AUTORIZACIÓN SANIDAD CAM  SS00302

 *INFORMACIÓN

Para ingresos en Noviembre y Diciembre, te queremos ayudar. Si realmente quieres salir de tu problema disponemos de 4 plazas con las siguientes consideraciones.

Duración tratamiento: 12 semanas.

Abono del mismo: Entrada fija, resto en 6 meses sin intereses.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificación 0.00 [0 Votos]

1-04-2016 Revisado Equipo Terapéutico Valle del Tiétar

Conocido comúnmente como "mono”, el síndrome de abstinencia consiste en una serie de reacciones físicas que aparecen cuando una persona que sufre adicción a una sustancia deja de consumirla. Así se aborda. El Síndrome de Abstinencia (SA) es lo que comúnmente se conoce como “el mono”. Corresponde a una serie de reacciones físicas que aparecen cuando una persona que sufre adicción a una sustancia deja de consumirla. El SA puede aparecer relacionado con cualquier sustancia que tenga el potencial de crear dependencia; el alcohol, el tabaco, cocaína, cannabis, cafeína, benzodiacepinas, etcétera. El síndrome de abstinencia no es entendido como una enfermedad sino como una condición que altera el estado de salud, siendo necesaria su aparición en el proceso de deshabituación a la sustancia. El síndrome de abstinencia se divide en... 1.- El síndrome de abstinencia agudo es el más conocido. Se trata de una serie de reacciones fisiológicas y psicológicas que aparecen nada más interrumpir el consumo de una sustancia psicoactiva hacia la que se sufre adicción.

Los síntomas dependerán del tipo de sustancias psicoactiva. Generalmente el SA produce lo contrario al consumo de la sustancia (por ejemplo, si el consumo de cocaína produce activación e hiper - alerta, su síndrome de abstinencia produce decaimiento, desgana, etcétera). La intensidad y gravedad de estos síntomas varían en función del tipo y de la cantidad de sustancia habitualmente consumida. Sin embargo a este síndrome de abstinencia le acompañan frecuentemente otros SA menos conocidos. Estos son: 2.- Síndrome de abstinencia tardío: caracterizado por un conjunto de alteraciones del sistema nervioso asociado con problemas de salud física y psicológica. El SA tardío interfiere de forma significativa en la vida del paciente además de aumentar la probabilidad de recaía. 3.- Síndrome de abstinencia condicionado (o psicológico): los síntomas del SA agudo re-aparecen cuando la persona se encuentra en situaciones en donde habitualmente consumía la sustancia. En este síndrome ha habido un proceso de aprendizaje en el que se asocian determinados estímulos a la conducta de consumir. Por ejemplo, es frecuente que los fumadores fumen más en circunstancias concretas. Así pasa por ejemplo, cuando se toma café o en el descanso de una charla. El SA condicionado aparecerá en el proceso de deshabituación tabáquica en estas circunstancias. ¿Cómo se diagnostica el síndrome de abstinencia? Según el DSM-IV-TR, el síndrome de abstinencia (SA) está descrito en el apartado de los trastornos inducidos por sustancias. Para diagnosticar síndrome de abstinencia deben cumplirse los siguientes tres criterios: 1.- Presencia de un síndrome especifico de una sustancia debido a la interrupción o reducción de su consumo prolongado y en grandes cantidades. 2.- Causa un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad laboral y social o en otras áreas importantes de la actividad del individuo. 3.- Los síntomas no se deben a una enfermedad médica y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental. ¿Cómo se trata el síndrome de abstinencia? El tratamiento del síndrome de abstinencia supone una intervención integradora de tres perspectivas; médica, psicológica y social: 1.- Médica: mediante fármacos, el médico especializado intentará controlar los síntomas físicos del síndrome de abstinencia disminuyendo su intensidad y probabilidad de efectos secundarios de la misma. En algunos casos, y dependiendo de la sustancia, los fármacos deben administrarse por parte de personal sanitario, debiendo hospitalizar al paciente para su administración y control de síntomas. 2.- Psicológica: es fundamental para ayudar al paciente a superar el síndrome de abstinencia condicionado o psicológico previniendo de esta manera las recaídas. La psicoterapia ayuda al paciente a identificar y controlar las situaciones que le llevaron a consumir la sustancia enseñándole estrategias alternativas al consumo de la misma. 3.- Social: en muchos casos el consumo de la sustancia está aceptado y fomentado por el grupo de referencia (por ejemplo). Es necesario ayudar a la persona a establecer nuevas redes sociales donde no se lleve a cabo el consumo reduciendo así las probabilidades de recaída. Centro Terapéutico Valle del Tiétar