Centro de Adicciones

918 644 181

 629 076 477

  • ¡Llámanos sin Compromiso!

    ¡Llámanos sin Compromiso!

  • ¡Financiamos Su Tratamiento!

    ¡Financiamos Su Tratamiento!

  • ¡Tratamiento Personalizado!

    ¡Tratamiento Personalizado!

  • ¡Obtendrás Respuestas!

    ¡Obtendrás Respuestas!

  • ¡Instalaciones Bien Equipadas!

    ¡Instalaciones Bien Equipadas!

  • ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

    ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

  • ¡Diversas Actividades!

    ¡Diversas Actividades!

  • ¡Recupera Tus Hábitos!

    ¡Recupera Tus Hábitos!

  • ¡Fomenta Tu Bienestar!

    ¡Fomenta Tu Bienestar!

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificación 0.00 [0 Votos]

2-06-2016 Revisión Equipo Terapéutico Valle del Tiétar

UNA CUESTA MUY RESBALADIZA Algunos niños fuman cigarros y toman alcohol cuando aún son demasiado pequeños. Para cuando terminan la preparatoria, casi el 40% de todos los adolescentes ya habrá probado la marihuana. Algunos después pasan a sustancias más adictivas. No podemos asumir que todos los niños que hoy en día fuman marihuana se convertirán en adictos a la heroína el día de mañana. Pero existe el peligro. Y los estudios a largo plazo sobre los estudiantes de preparatoria muestran que pocos jóvenes prueban otras drogas sin haber probado antes la marihuana. Una vez que una persona ya no puede alcanzar la “euforia” inicial que busca, empieza a incrementar el consumo de drogas o a buscar algo más fuerte. ENFRENTEMOS LA REALIDAD. Los niños cada vez tienen más y más contacto con drogas ilegales. La Encuesta Nacional sobre el Uso de las Drogas y la Salud del 2007, en Estados Unidos, reveló que más de 9.5% de los adolescentes entre 12 y 17 años de edad en Estados Unidos eran, consumidores de drogas ilegales. En 2008, el Centro Nacional de la Adicción y Abuso de Sustancias en la Universidad de Columbia informó que el consumo diario de marihuana entre los estudiantes universitarios se había duplicado, y el uso de cocaína y heroína también estaba subiendo. De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen, se calcula que en 2008, 16 millones de personas en el mundo usaron opiáceos: opio, morfina, heroína y opiáceos sintéticos.

LA NUEVA CARA DE LA HEROÍNA Es obsoleta la imagen de un adicto a la heroína joven y apático, tirado en un callejón mugriento y oscuro. Hoy en día, el joven adicto puede tener 12 años, jugar con videojuegos y disfrutar de la música de su generación. Puede parecer inteligente, con estilo y no mostrar ninguna de las marcas comunes que deja el consumo de la heroína, como las marcas de jeringas en el brazo. Debido a que está disponible en varias formas para facilitar su consumo y para que sea más barato, hoy en día la heroína es más atractiva que nunca. Entre 1995 y el 2002, el número de adolescentes en Estados Unidos, de 12 a 17 años, que consumieron heroína en algún momento en su vida aumentó en un 300%. Un joven que podría pensar dos veces en meterse una jeringa en el brazo puede estar más dispuesto a fumar o a inhalar la misma droga. Pero esto es falsamente tranquilizador y podría dar la idea de que existe menos riesgo. La realidad es que la heroína en todas sus formas es peligrosa y adictiva. QUESO DE HEROÍNA Una droga altamente adictiva conocida como “queso de heroína” es una mezcla de heroína mexicana de alquitrán negro (se le llama “alquitrán negro” por su color) y medicamentos para la gripe de los que se venden sin receta, tales como el Tylenol PM. La droga cuesta solamente un par de dólares el dosis y niños tan jóvenes como de 9 años, enganchados con el queso de heroína, son llevados de inmediato a las salas de emergencia de los hospitales por la abstinencia a la heroína. La combinación de las dos drogas puede causar que las funciones vitales del cuerpo tales como la respiración y los latidos del corazón disminuyan y provoque la muerte. Desde el 2004, el queso de heroína ha sido responsable de al menos cuarenta muertes en el norte de la región de Texas, de acuerdo a las autoridades locales. LO QUE TE DIRÁN LOS TRAFICANTES Cuando se encuestó a adolescentes para averiguar por qué habían empezado a consumir drogas, el 55% contestó que fue debido a la presión de sus amigos. Ellos querían ser agradables y populares. Los traficantes lo saben. Se te acercan como un amigo y ofrecen “ayudarte” con “algo para animarte”. La droga te “ayudará a integrarte” o te “hará estar en la onda”. Los traficantes, motivados por las ganancias que obtienen, dirán lo que sea para que compres sus drogas. Ellos te dirán que “la heroína te hará sentir mejor” y “que será el mejor viaje”. A ellos no les importa si las drogas arruinan tu vida mientras que a ellos se les pague. Todo lo que les importa es el dinero. Antiguos traficantes han admitido que veían a sus compradores como “peones en un juego de ajedrez”. **Conoce los hechos sobre las drogas. Toma tus propias decisiones. LA VERDAD SOBRE LAS DROGAS La respuesta verdadera es conocer los hechos reales y no consumir drogas en primer lugar. Las Drogas son esencialmente venenos. La cantidad que se consume determina el efecto. Una pequeña cantidad actúa como estimulante (te acelera). Una cantidad mayor, actúa como un sedante (te aletarga). Una cantidad aun mayor puede envenenar y matar a la persona. Esto es cierto para cualquier droga. Sólo varía la cantidad requerida para producir el efecto. Pero muchas drogas presentan otro riesgo: afectan directamente la mente. Pueden distorsionar la percepción de quien la consume con respecto a lo que está ocurriendo alrededor de él o ella. Como resultado, las acciones de la persona pueden ser extrañas, irracionales, inapropiadas e incluso destructivas. Las drogas bloquean todas las sensaciones, tanto las deseadas como las no deseadas. Así que aunque proporcionan ayuda a corto plazo aliviando el dolor, también anulan la habilidad y el estado de alerta y nublan la capacidad de pensar de la persona. Los medicamentos son drogas que tienen el propósito de acelerar, desacelerar o cambiar la manera en que el cuerpo está funcionando, tratan de hacer que funcione mejor. A veces son necesarios. Pero aun así, no dejan de ser drogas: actúan como estimulantes o sedantes, y demasiada cantidad puede matarte. Así que, de acuerdo a lo anterior, si no usas los medicamentos como se supone que deben usarse, pueden ser tan peligrosos como las drogas ilegales. ¿POR QUÉ LA GENTE CONSUME DROGAS? La gente consume drogas porque quiere cambiar algo en su vida. A continuación se encuentran algunas de las razones que los jóvenes han expresado con respecto al consumo de las drogas: • Para adaptarse • Para escaparse o relajarse • Para disipar el aburrimiento • Para parecer mayores • Para rebelarse • Para experimentar Piensan que las drogas son una solución. Pero con el tiempo, las drogas se convierten en el problema. Por difícil que sea para alguien hacer frente a sus problemas, las consecuencias del consumo de drogas siempre serán peores que el problema que está tratando de resolver con ellas. La respuesta verdadera es conocer los hechos y no consumir drogas en primera instancia. Centro terapéutico Valle del Tiétar. Dirección CTVTiétar