Centro de Adicciones

918 644 181

 629 076 477

  • ¡Llámanos sin Compromiso!

    ¡Llámanos sin Compromiso!

  • ¡Financiamos Su Tratamiento!

    ¡Financiamos Su Tratamiento!

  • ¡Tratamiento Personalizado!

    ¡Tratamiento Personalizado!

  • ¡Obtendrás Respuestas!

    ¡Obtendrás Respuestas!

  • ¡Instalaciones Bien Equipadas!

    ¡Instalaciones Bien Equipadas!

  • ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

    ¡La Recuperación En Un Entorno Natural!

  • ¡Diversas Actividades!

    ¡Diversas Actividades!

  • ¡Recupera Tus Hábitos!

    ¡Recupera Tus Hábitos!

  • ¡Fomenta Tu Bienestar!

    ¡Fomenta Tu Bienestar!

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificación 0.00 [0 Votos]

2-07-2016 Revisado equipo Terapéutico Valle del Tiétar

La cocaína es, después del alcohol, la sustancia que más adicción genera entre los españoles y por la que más acuden, también tras el abuso de vodka, whisky, coñac y sucedáneos, a buscar tratamiento para rehabilitarse. Así lo confirman los datos del informe anual (correspondiente a 2015) al Plan Nacional sobre Drogas y la Obra Social La Caixa-, que hace un perfil de las personas con problemas de adicción que acudieron a terapia en alguno de sus 27 centros repartidos por 15 Comunidades Autónomas. Tras el alcohol y la cocaína, el policonsumo supone el 11,5% de los ingresos en terapia, el cannabis el 11,4% y los opiáceos un 4,2%. Pero es el grupo de adictos al cannabis donde se aprecia una mayor diferencia respecto a 2012. Las personas atendidas por consumo de esta sustancia han aumentado un 4,3% en cuatro años. Elena Presencio, secretaria de la Asociación Proyecto Hombre, admite que el dato les preocupa "muchísimo" y alerta de que "la percepción del riesgo del consumo de cannabis en España es bajísimo, se banaliza, está hasta socialmente casi bien visto y parece que no hace daño cuando entre el 30% y el 40% de los episodios psicóticos en hospitales es por esta droga".

Una de las cosas que también destaca el documento es que se ha observado un cambio en la pauta de consumo de cocaína y se ha incrementado su consumo por vía intravenosa (ya se la inyectan el 20% de los adictos que acuden a rehabilitación) y también fumada (13%), mientras que antes era casi exclusivamente nasal la forma de ingerir esta droga. También llama la atención a los autores la predominancia de consumir opiáceos (familia en la que se encuentra la heroína) por vía oral y no por vía intravenosa. El estudio se basa en una muestra de 3.034 personas que iniciaron tratamiento por drogodependencia en Proyecto Hombre, que en total atendió a 17.000 personas con problemas de adicción a lo largo del pasado año. La radiografía del adicto que acude a pedir ayuda es la de un varón (el 85,3%), con una edad media de 37,6 años, soltero, que vive de forma independiente (54%) y tiene problemas con el alcohol (38,9%) y/o la cocaína (30,8%). Pero en la organización han notado un repunte de las personas que acuden a rehabilitación en el rango de edad de 41 a 44 años, "una tendencia preocupante ya que a mayor número de años de consumo mayor deterioro personal y social", explican los autores. De hecho, el tiempo medio de consumo de drogas antes de iniciar un tratamiento es bastante extenso, unos 19 años de media. Casi dos décadas de dependencia antes de decidir acabar con ese círculo de vicio. "Demasiado", según Luis Bononato, presidente de Proyecto Hombre, quien insiste en la importancia "de trabajar todos de la mano en la lucha contra la droga". Respecto a la edad de inicio en el consumo de sustancias, el alcohol es lo que más pronto se prueba, pues a los 15,4 años ya se toman las primeras copas. Después, a los 16,4 años, se pasa al cannabis y ya, al cumplir los 20, se toma más de una sustancia al día. El cambio de década coincide también con los primeros tonteos con la cocaína, pues 20,5 años es la edad en la que se esnifan los primeros polvos blancos, y poco antes de cumplir los 21 se experimenta con otras drogas. Lo que más tarde se prueba es la heroína -y los opiáceos-, que se empiezan a consumir con 24,7 años. El efecto de estas sustancias en la salud ha sido muy evidente para un 30% de los adictos, que han sufrido algún problema médico que les afecta a su vida cotidiana y un 26,3% tiene que tomar medicación regular. En cuanto a las personas que abusan del alcohol, el 15,7% ha padecido delirium tremens alguna vez en la vida. Félix Rueda, miembro del equipo técnico del Observatorio Proyecto Hombre, "aunque parece que esto ya no existe, el delirium tremens se sigue produciendo por culpa del alcohol". Entre los consumidores de otras drogas, un 14,7% ha tenido sobredosis en alguna ocasión, con una media de 2,67 episodios. Centro Terapéutico Valle del Tiétar